viernes, 15 de marzo de 2013

Huevo de pascua 2 chocolates (tipo Kinder)

 
Les voy a mostrar como hacer un huevo de Pascua parecido al Kinder Sorpresa, aunque más gordo, con más chocolate. Es muy fácil de hacer casero, no requiere saber cocinar demasiado, y además es mucho más barato.


Este huevo tiene un gusto muy parecido a la pequeña golosina, porque tiene ambos chocolates, pero es de confección casera, y va a rendir para una familia tipo (se que no se ve muy grande pero pesa mas de 150gr, lo que significa mas de una porción si la familia es de 4 integrantes).

Es super fácil, yo lo hice "con errores", así no tienen miedo. No queda tan mal si no son expertos, no necesitan practica. Lo único que hay que cuidar es que el chocolate no se queme, lo demás, serán errores totalmente reparables.

La primera ventaja es que el chocolate que compremos es de mucha mejor calidad que el de las golosinas comerciales, tanto en los huevos de pascua, como en los chocolatines, galletitas bañadas, etc. Como controlamos los ingredientes, podemos evitar cosas a las que se tenga alergia (si alguien en la familia es celiaco o alérgico al maní, por ejemplo), solo con elegir la marca de chocolate cobertura que nos convenga.

Como les decía, otra ventaja, es el costo, porque si compras el chocolate cobertura, el kilo cuesta menos que un huevo de menos de 500gr, así que es ventajoso por ese lado también. Si compras de kilo, es muy probable que te sobre, pero no te preocupes, porque dura bastante y seguramente lo usas todo antes.

Y la tercera ventaja es que es un buen regalo para Pascua, ya que a la mayoría de la gente le encantaría recibir chocolate, y podemos decorarlo con elementos simples, para que no paresca uno del supermercado con nueva envoltura.

Necesitas:

INGREDIENTES: chocolate cobertura blanco y semiamargo.

IMPLEMENTOS: 2 bowls resistentes al calor (de acero inoxidable, por ejemplo), una olla pequeña, espátula de silicona, molde de huevo de pascua, papel celofán, ganchito para cerrar el envoltorio. Opcional: plástico protector o botellita plástica con pico fino.



PASO A PASO:

La cantidad de chocolate dependerá del molde, es conveniente que no seas tacaño/a con la cantidad, si sobra sirve para otra vez. Idealmente, con los moldes de bombonería, se trabaja más grueso que el huevo comercial para que no sea tan frágil al desmoldarlo.

Al bowl con chocolate semiamargo agrega aproximadamente 1/3 de chocolate blanco.

En el bowl con chocolate blanco coloca solo chocolate blanco.


Coloca un poco de agua en la olla y llevala a fuego bajo. Usaremos el calor del vapor, lo ideal es que no quede como a baño de María, porque si el agua toca el bowl levanta mucha temperatura y puede quemar el chocolate (especialmente el blanco).

Pon ahora el bowl con chocolate amargo sobre la olla con agua, y deja que derrita el chocolate, mientras lo revuelves con la espátula.Una vez que derritió casi totalmente, retiralo, y mezcla con la espátula mientras termina de derretir.

Cuando esta uniforme y el bowl esta tibio, volcamos en el chocolate en el molde. Llena aproximadamente hasta la mitad, y mueve el molde para cubrir el resto. También podrías llenarlo, esperar un rato a que solidifique del grosor esperado y vaciar el chocolate que sobra. Si es posible, seria ideal que quede con menos chocolate en el área central, pues allí ira el chocolate blanco, de esta manera el huevo no quedara demasiado grueso.


Al momento que el chocolate del bowl esta a punto pasta, lo untamos al borde del huevo, haciendo el borde de unión. Procura que quede plano, así podrás pegarlo luego, de lo contrario puedes pasarle un cuchillo y quitar el exceso una vez solido.

Repite el primer procedimiento para derretir el chocolate blanco. Vuelca dentro del huevo, y mueve el molde hasta cubrir de forma pareja todo el interior. Si no puedes-porque el chocolate blanco endurece más rápido- usa la espátula, puedes ver en las fotos que no queda tan mal.


Deja que solidifique, si gustas o si hace mucho calor, ponlo en la heladera (no lo recomiendo, ya que el chocolate no se lleva bien con el frió). En el peor de los casos, si no desmolda perfecto, no se vera muy brillante el chocolate (cosa que suele pasar si hay mucho calor), y tenga algún pedacito imperfecto, que se puede cubrir con la espátula.  Al decorarlo salvamos las imperfecciones, así que no te preocupes.

Ahora derrite el chocolate oscuro sobrante, y usalo para pegar ambas mitades. Puedes colocar bombones o caramelos dentro, solo trata de no chorrear mucho el interior y que el huevo quede bien sellado.


Pronto el huevo, vamos a decorarlo con el chocolate blanco sobrante. Simplemente, con movimientes rápidos y oscilantes de la espátula, al grito de "soy la envidia de Jackson Pollock", le haces ese salpicado en lineas que ves en la foto.
Advertencia: esto es bastante chancho, si no quieres salpicar toda la cocina, coloca el plástico dentro de la pileta/fregadero y hazlo allí. Si tienes, puedes usar la botellita, es más limpio.


Finalmente, cuando este seco, lo envuelves en un cuadrado de celofán.


NOTA: El chocolate es totalmente "reciclable", si sobra algo en el bowl, puedes derretirlo de nuevo y hacer unos bombones pequeños o una barrita para guardar y derretir cuando gustes decorar algún postre.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...