viernes, 11 de junio de 2010

Revestimiento para paredes casi regalado (Falso ladrillo)


Seguro a muchos les gustaria tener una pared como esta, de ladrillo al natural, pero esto tiene sus inconvenientes:

1) que tu casa no esta construida con ladrillos

2) el costo y la dificultad de la obra para llevar la pared a ladrillo

Pero no te preocupes, hay una solucion muy facil y economica para que tu casa quede a tu gusto en un ratito.


MATERIALES

Para comenzar a reciclar tus paredes, vas a necesitar: espátula, cinta de papel de un centímetro de ancho, enduido plástico, arena, sellador de pared, un paño, hilo de algodón, una tiza blanca, látex blanco, pinceles de cerda y acrílicos de color naranja, negro, rojo borgoña, siena tostada y verde cemento. Opcional: ferrite.

PASO A PASO


- PRIMER PASO:

Primero, marcaremos sobre la pared líneas paralelas al zócalo del piso, con hilo entizado. El hilo entizado consiste en pasar una tiza por el hilo, tensarlo contra la pared y -desde el centro- tirar hacia fuera y soltar, para que la tiza se descargue sobre la pared y queden marcadas las líneas sobre ella.

Entre una línea y otra deben haber 6 centímetros. Es aconsejable medir sobre estas líneas el largo del ladrillo, alternando las filas. Primero comenzá con un ladrillo entero, y en la segunda línea, con medio.

A continuación, pegá la cinta de papel sobre las líneas horizontales y verticales.


- SEGUNDO PASO:

Mezclá con la espátula un poco de enduído con arena, con una proporción de 6 cucharadas de enduído por 2 de arena. Si quieren le pueden agregar ferrite para que quede ya color ladrillo, queda mas parecido al ladrillo real. Con este material, recargá el espacio del ladrillo hasta obtener un espesor de 3 mm. Cuando hayas cargado una hilera completa, pasá la espátula en forma plana por cada ladrillo, para luego no tener que lijar la pared.


- TERCER PASO:

Mientras el material está fresco, retirá la cinta de papel, ya que será más sencillo que cuando se seque. Dejá secar por completo.

- CUARTO PASO:

Pasá sellador sobre los ladrillos, y luego píntalos con acrílico, mezclando el naranja, el rojo, la siena tostada y una pizca de negro




- QUINTO PASO:

Con un trapo humedecido con sellador, amalgama los colores aplicados, y dejá secar la pintura.

- SEXTO PASO:
Colocá sellador sobre toda la superficie pintada y, con un pincel, pintá las juntas con una mezcla de látex con verde cemento y negro. A esa preparación, incorporá un poco más de arena.
Si quedaron manchas de pintura sobre los ladrillos, aprovechálas para hacer una veladura, extendiendo dichas manchas con un trapo para esfumar el color de los ladrillos. Dejá secar. Ya tenés tus paredes como nuevas, y con un estilo que nunca pasará de moda.



COMO VEN QUEDA MUY PARECIDO Y ES MUY FACIL Y ECONOMICO DE HACER

2 comentarios:

  1. me pregunto como quedara con tonos oscuros?????

    ResponderEliminar
  2. Interesante y creativa alternativa. Hay que saber elegir el revestimiento adecuado, el más estético y el más fácil de mantener limpio.
    Felicitaciones por tu blog!
    Francisca

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...