jueves, 20 de mayo de 2010

Leche de almendras casera


La leche de almendras resulta un buen substituto para la leche de vaca, tanto para consumo directo como para las distintas preparaciones que podriamos lograr, dada su textura tan similar.


200 grs de almendras blanqueadas (para sustituir leche descremada use la mitad)


3 tazas (675 ml) de agua filtrada

Procesador

Colador de malla fina

Espatula de goma

Trozo de lienzo


Para blanquear las almendras vuelque sobre ellas agua caliente, inmediatamente coloquelas en agua helada y frote quitando la piel. Repita cuanto sea necesario.
Remojar las almendras en un bowl profundo con el agua, dejar reposar toda la noche.
Vuelca todo el contenido del bowl (almendras y agua) en la procesadora. Enjuague el bowl (lo va a necesitar nuevamente). Procese hasta que quede homogenea, 2 o 3 minutos.

Coloque el lienzo sobre el colador, encima de una jarra o recicpiente alto (por ejemplo el bowl) y vuelque la mezcla. Tome los extremos del lienzo y estrujelo para quitar el liquido. Ayudese con la espatula para filtrar todo el liquido posible.

El liquido obtenido es la leche de almendras.
La parte solida que ha quedado en el linzo puede deshidratarse para hacer harina de almendras, o utilizarse para hacer bombones o galletitas (solo endulcela y pongale un poco de esencia de vainilla o cacao, porque no tiene gusto a nada). Se puede guardar el resto solido por unos dias en el freezer mientras se decide en que se aprovechara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...